COMUNIDADES MISIONALES

¿Qué es una Comunidad Misional? 

Una Comunidad Misional es un núcleo de creyentes de varias edades que viven intencionalmente en misión juntos a través de los ritmos normales de la vida como una expresión del cuerpo de Cristo.

Profundizando un poco más allá, una Comunidad Misional es una comunidad (FAMILIA) que vive a cabo la misión de Dios juntos (MISIONEROS) en un área específica y para un grupo particular de personas, demostrando el evangelio en formas tangibles (SIERVOS) y declarando el evangelio a otras personas – tanto a los que creen como a los que están escuchándolo por primera vez . En pocas palabras, las comunidades misionales son una familia de siervos misioneros, enviados a hacer discípulos.

Las Comunidades misionales son el motor principal del discipulado que impulsa los pistones del desarrollo de liderazgo, el cuidado de la comunidad, evangelismo, y consejería bíblica. A través de la obra del Espíritu Santo y el equipamiento de los ancianos (pastores), nuestro objetivo es levantar más discípulos a guiar estas pequeñas comunidades centradas en la misión.

Vemos las Comunidades Misionales como un medio sencillo pero profundo por el cual podemos llamar a la gente a la misión de Jesús y cumplir la gran comisión. No es nada nuevo… es simplemente organizarnos como una iglesia para realmente obedecer a Jesús, expresando en nuestras vidas diarias la nueva identidad que nos ha dado — una familia de siervos misioneros, enviados a hacer discípulos.

Programas vs. La Vida Real

Muchas veces las estructuras y los programas de la iglesia realmente pueden obstaculizar el crecimiento en el evangelio centrándose en el cristiano como consumidor para ser capturado y detenido en ves de un ministro para ser equipado y enviado. En lugar de ejecutar múltiples programas que mantienen a la gente ocupada distrayéndolos de la vida normal para asistir a eventos, es nuestra oración que las Comunidades Misionales equipen a nuestra gente a vivir en toda la vida normal con la intención de demostrar y proclamar el evangelio.

Diferenciamos las Comunidades Misionales de un “programa” con esta definición: programas son eventos coordinados por líderes de la iglesia que se pueden ejecutar con éxito sin requerir que el cuerpo crezca en el evangelio o confíe en el Espíritu Santo. Por lo tanto, una iglesia puede tener una apretada agenda de los programas que se ejecutan sin problemas y con éxito (un montón de gente vino, lo pasamos muy bien, nos sentimos “alimentados”) al mismo tiempo no tener a nadie que esté creciendo activamente en el evangelio.

La formación y el equipamiento en la vida cristiana ocurre mejor en los contextos cotidianos normales en las relaciones de toda la vida . Esto estuvo en el corazón del propio ministerio de equipamiento de Cristo con sus discípulos, y sigue el modelo de discipulado visto en toda la Escritura (Deuteronomio 6, los relatos de los evangelios, la Gran Comisión, y la iglesia primitiva en Hechos.)

Por lo tanto, los programas y eventos no pueden llegar a ser la sangre viva de una iglesia que quiere hacer discípulos, porque, en pocas palabras, los programas no hacen discípulos… los que son discípulos son los hacen discípulos.

Las Comunidades Misionales no son un programa o evento, sino un estilo de vida orgánica que fluye de nuestra identidad en Cristo como una familia de siervos misioneros, enviados a hacer discípulos. Las Comunidades Misionales no son algo que hacemos… son una nueva forma de aprender a vivir.

Otros artículos acerca de las comunidades misionales:

http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/la-iglesia-es-una-comunidad-no-un-servicio

http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/que-son-comunidades-misionales

http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/que-hace-que-una-comunidad-misional-sea-diferente